Ciudadanía UE

El Régimen Comunitario se aplica a las personas nacionales de Estados miembros de la Unión Europea (Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Holanda, Hungría, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Polonia, Portugal, (Reino Unido), República Checa, Rumanía y Suecia); a nacionales de los restantes Estados parte en el Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo (Noruega, Islandia y Liechtenstein) y a los nacionales de la Confederación Suiza.

Las personas nacionales de estos países no precisan obtener autorización de trabajo como trabajador/a por cuenta ajena o propia, pudiendo trabajar en las mismas condiciones que los nacionales españoles.

No obstante, para residir en el Estado español será necesario presentar en el plazo de tres meses contados a partir de la fecha de entrada en el país, la solicitud de inscripción en el Registro Central de Extranjeros. Dicho trámite se realizará solicitando cita previa.

El régimen Comunitario se aplica también, independientemente de su nacionalidad, a los siguientes familiares:

  • A su cónyuge, siempre que no haya separación de derecho.
  • A la pareja con la que mantenga una unión análoga a la conyugal inscrita en un registro público.
  • A sus descendientes y a los de su cónyuge menores de veintiún años o mayores de dicha edad que vivan a sus expensas.
  • A sus ascendientes y a los de su cónyuge que vivan a sus expensas, con la excepción de los ascendientes de los estudiantes y de sus cónyuges.

La solicitud debe ir acompañada del pasaporte o documento nacional de identidad válido y en vigor.

Presentada la solicitud y previo abono de la tasa correspondiente, se entregará un certificado de registro en el que constará el nombre, nacionalidad, domicilio, fecha de registro y Número de Identidad de Extranjero (NIE).

Si los familiares son nacionales de terceros países no miembros de la Unión Europea, deberán ir provistos de pasaporte válido y en vigor, y presentar el correspondiente visado de entrada, si por su nacionalidad lo precisan y sin perjuicio de los acuerdos internacionales en vigor al respecto.

La posesión de la tarjeta de residencia de familiar de ciudadana/o de la Unión, válida y en vigor, eximirá de la obligación de la obtención del visado.

No obstante, los familiares nacionales de terceros países no miembros de la Unión Europea, tendrán la obligación de la obtención de la Tarjeta de Residencia de Familiar de Ciudadano de la Unión; para ello deberán presentar una solicitud en la Oficina de Extranjeros junto con la siguiente documentación:

  1. Pasaporte válido y en vigor. Si está caducado, copia de éste y de la solicitud de renovación.
  2. Documentación acreditativa de la existencia de vínculo familiar (con una antelación máxima de 3 meses a la fecha de presentación de la solicitud).
  3. Certificado de registro del ciudadano/a comunitario/a al que acompaña o con el que va a reunirse, presentado junto al pasaporte o documento de identidad, en vigor, de éste.
  4. En caso de descendientes de 21 años o mayor edad o ascendientes directos: acreditación por cualquier medio de prueba admitido en Derecho de que sus medios proceden, de forma exclusiva o con carácter principal y no prescindible, de su ascendiente o descendiente (ciudadana/o comunitaria/o o cónyuge o pareja registrada).
  5. Tres fotografías recientes.
  6. Salvo en los casos de no tener asignado NIE con carácter previo a la solicitud, documento acreditativo del abono de la tasa por expedición de la tarjeta.

Contenido relacionado

Reagrupación familiar

La tarjeta de residencia de familiar de ciudadana/o de la Unión...

Junio, 01 2017

Tarjeta de residencia permanente

Tendrán derecho a residir en el Estado español con ...

Junio, 01 2017
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto Ley 13/2012.
Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies.